¿Es posible que alguien esté manipulando el Euribor para que paguemos más hipoteca?

Salgo del trabajo y conduzco el coche en dirección a mi casa, escuchando de fondo uno de mis programas favoritos de RNE, Asuntos Propios. Mientras pienso en aquellas tareas domésticas que tengo que realizar antes de que termine la jornada, algo llama de pronto mi atención.

Jueves, 1 de Marzo de 2012 - 6:36 h.

Se trata de una entrevista que el presentador del programa, Toni Garrido, realiza a uno de los representantes de una plataforma de internet denominadaOpEuribor, que lucha por una mayor transparencia sobre este índice hipotecario crucial para cualquiera que se haya comprado una casa. Sus abogados dan uno y mil testimonios sobre la gran opacidad y falta de rigor que rodea a la elaboración diaria de ese dato.

Mi mente de periodista que sigue desde hace años diversos temas relacionados con la vivienda reacciona de inmediato, casi sin que yo me dé cuenta. ¿Cómo puede alguien cuestionarse la formación de algo tan asumido por todos como el Euribor? Es como si de repente alguien pone en duda la veracidad de las escrituras de mi casa o la legalidad del banco al que pago mi hipoteca.

Continúo escuchando algo sorprendido los testimonios del abogado de OpEuribor por cuanto remueve mi consciencia. ¿Cómo yo no me había planteado nunca los entresijos de un índice de referencia tan relevante, que hace que nuestra cuota y las de millones de personas de Europa suba o baje diez, veinte o treinta euros al mes?.

Reviso mis conocimientos sobre cómo se forma cada día este índice y repaso las fuentes de información a las que llevo años recurriendo para escribir de estos asuntos. Compruebo que el Banco Central Europeo, la Agencia Bancaria Europea (EBF) o grandes agencias como Bloomberg o Reuters dan a conocer diariamente (concretamente a las once de la mañana) este relevante dato.

En un intento de aclarar mis ideas, traigo a mi pensamiento la definición que he oído en los últimos años sobre el Euribor: “es la media aritmética simple de los valores diarios de los días con mercado de cada mes, del tipo de contado publicado por la Federación Bancaria Europea para las operaciones de depósito en euros a plazo de un año calculado a partir del ofertado por una muestra de bancos para operaciones entre entidades de similar calificación”. ¿Cómo no van a ser estas estadísticas ciertas?.

Sin embargo, también recuerdo haber leido que dicho dato no es fruto de un cruce efectivo y matemático en un mercado, sino el resultado de un sondeo realizado por los bancos europeos. La cosa se pone más fea.

Acudo a la página web para saber en qué basan sus dudas estos profesionales de OpEuribor. Leo, efectivamente, que pese a sus múltiples investigaciones, nadie, ni el Banco de España, ni las entidades bancarias son capaces de explicarles con detalles la ecuación matemática que sirve de base a este índice. También me deja atónito su argumento de que ningún organismo público europeo vigila técnicamente la formación de este dato. Y también quedo perplejo ante la decisión de este colectivo de acudir a la Fiscalía para exigir información transparente sobre el Euribor.

Por arte de magia me acuerdo que no es la primera noticia que me llega sobre la posible manipulación del Euribor. Hace unos meses, varios medios, entre ellos Invertia, publicaban la noticia sobre una investigación abierta por Bruselas ante la sospecha de manipulación del Euribor por algunas entidades europeas para sacar beneficio propio.

¿Es posible que durante décadas los europeos hayamos estando calculando lo que pagamos por nuestra vivienda en base a un dato que no es técnicamente ni científicamente exacto?. Imposible concebir el gran golpe económico que podría suponer para la dañada economía europea la constatación de que los bancos nos han estado cobrando de más en nuestras hipotecas y que ahora tuvieran que devolvérnoslo.

Vaya ocurrencia la de estos abogados de OpEuribor.

Democracia Real Ya , lanza la ” #opeuribor ” .

‘Hackbogados’ contra el euríbor.

 

Francisco Jurado, a la izquierda, y el abogado Juan Moreno, ante la sede del Banco de España en Sevilla .

Todo empezó con el caso de un hombre que debía tres cuotas de 600 euros en el año 1997, que no las pagó, y que en 2010 se encontró con que adeudaba 22.000 euros. El caso aterrizó en un despacho sevillano y despertó el interés del abogado Juan Moreno: no reclamar a alguien durante 13 años y luego llegarle con que debe 22.000 no es de recibo, estimó. Pues bien, Moreno se puso a investigar los tipos de interés a que estaba referenciado el préstamo. Y le llegó un nuevo caso a su mesa: el de un peluquero sevillano al que acababan de revisar el tipo de la hipoteca. Los dos casos le condujeron a una misma pregunta: ¿Cómo se calcula el euríbor? ¿Sobre la base de qué operaciones se configura? ¿Es fácilmente manipulable? Estas preguntas están en el origen de #opeuribor, una operación programada para hoy domingo 26 por abogados activistas ligados al movimiento 15-M. Quieren agitar el debate en torno al tipo al que están referenciadas el 82% de las hipotecas en España.

“Nadie fiscaliza ese dato. Con el euríbor parece que bajase del cielo el arcángel san Gabriel, nos comunicara el dato y todos nos lo tuviésemos que creer”. La guasa la pone Francisco Jurado, licenciado en Derecho que está haciendo el doctorado de Filosofía del Derecho y significado activista de Democracia Real Ya. Jurado, de 29 años, y Moreno, de 39, son los dos activistas que se han puesto al frente de una operación en la que van a repartir formularios por la red para que la gente reclame a sus bancos datos sobre cómo se configuró el tipo que le están aplicando a su hipoteca.

Jurado y Moreno podrían encuadrarse en eso que ahora se ha dado en llamar hackbogados: letrados que buscan grietas en el sistema para meter la cuña y mostrar los fallos del mismo. Exportan los métodos de Internet a la calle. La #opeuribor, explican, es una especie de ataque DDoS analógico. Los ataques de denegación de servicio (DDoS) consisten en colapsar una web a base de envíos masivos de peticiones de información. Pues algo similar quieren conseguir con los bancos y las hipotecas: que colapsen ante la masiva petición de información por los ciudadanos.

“Parece que bajase el arcángel san Gabriel, nos comunicara el dato y hubiera que creérselo”, dice Francisco Jurado

La operación que impulsan estos dos activistas de Democracia Real Ya en Sevilla llega en días en que los tipos interbancarios están bajo sospecha. El pasado 19 de octubre, la Comisión Europea lanzaba una investigación en bancos por una posible manipulación del euríbor. La semana pasada saltaba la noticia de que la Comisión del Mercado de Valores de Canadá ha demandado a seis grandes bancos (HSBC Holdings, JPMorgan Chase, Royal Bank of Scotland, UBS, Citigroup y Deutsche Bank) por manipular el líbor (euribor londinense). La información retrataba a un grupo de brokers intercambiando correos electrónicos y mensajes de texto para ponerse de acuerdo y manejar el tipo interbancario a su favor y maximizar así beneficios.

El euríbor se configura cruzando la información que aportan 44 grandes bancos europeos. La organización que se encarga de recopilar estos datos es una agencia de información, Thomson Reuters. Cada día, a las 11 de la mañana, recaba los datos entre los bancos, hace una serie de operaciones y los publica. La primera vez que el abogado Juan Moreno se puso en contacto con este gigante financiero para conocer los detalles de las operaciones que ayudan a configurar el euríbor, pidió los datos de abril y mayo de 2011. Cuenta que un señor con acento inglés le dijo que los solicitara por la vía judicial. Este periódico se puso el viernes en contacto con un portavoz de Thomson Reuters en Londres, que declaró por teléfono que la información que ofrecen los bancos para calcular el euríbor es “confidencial”. Y dijo que para conocerla habría que hablar con cada uno de los bancos. “¿Por qué está esa información en manos de la primera empresa de información financiera del mundo?”, se pregunta Francisco Jurado.

Moreno siguió investigando. Observó que el dato del euríbor se repetía en algunas fechas. Al ser una cifra con tres decimales, resultaba improbable. Cédric Quemener, director de EBF-Euribor, Federación de Banca Europea que supervisa los datos que le ofrece Thomson Reuters, declara en conversación telefónica que la repetición de los datos es absolutamente natural porque se trata de un mercado muy estable. “Las manipulaciones del euríbor son prácticamente imposibles”, sostiene. “Nos guiamos por un estricto código de conducta. No nos dedicamos a mantener reuniones secretas para fijar los tipos”.

Los expertos llevan tiempo señalando que el mercado interbancario está seco, que apenas se realizan operaciones. “Está corto de liquidez, se ha reducido mucho, los bancos no se prestan, no hay apenas transacciones”, confirma Julio Rodríguez, expresidente del Banco Hipotecario y de Caja Granada. El mercado interbancario no funciona correctamente desde la quiebra de Lehman Brothers. Los bancos desconfían los unos de los otros, no se prestan tanto entre ellos como antes de 2007. “Hasta 2007 funcionó bien”, confirma José Carlos Díez, economista jefe de la consultora Intermoney. “Los bancos acuden al Banco Central Europeo para pedir dinero, no van al mercado interbancario, que ya no es eficiente en la fijación de precios”. El propio gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, ya declaró en octubre pasado que las hipotecas deberían dejar de vincularse al euríbor.

“Las manipulaciones del euríbor son prácticamente imposibles”, sostiene el director de EBF-Euribor

Moreno, erre que erre. Quería saber sobre qué operaciones reales se calculan los tipos del EBF-Euribor. “Queremos transparencia”, dice. El 21 de julio de 2011 pidió a Cajasol, la entidad de su cliente el peluquero, que le detallara el número de operaciones, el importe, el tipo, y el número de sujetos que intervinieron en la configuración del euríbor que se le estaba aplicando. La Caja le respondió que se dirigiera al Banco de España, organismo que publica el dato. El Banco de España le remitió a EBF-Euribor.

Moreno y Jurado denuncian que el euríbor se calcula sobre estimaciones de los bancos cuando el Banco de España recomienda que se use un tipo basado en “operaciones realizadas”. Arremeten contra EBF por publicar en su página unos datos de los que la propia organización dice que no se hace responsable. “Lo hacemos para proteger a la asociación”, se defiende Quemener.

Durante todo este proceso de reclamaciones de información, las noticias sobre manipulación de tipos que empezaron a circular por la prensa llevaron al equipo jurídico de DRY en Sevilla a preparar la operación que para hoy tienen programada. Cuentan agitar la cuestión por la vía de las 430.000 personas que siguen la página de Democracia Real Ya en Facebook más los 120.000 seguidores de su cuenta en la red social Twitter. Sus planes incluyen colgar varios formularios en una página web que han elaborado en las últimas dos semanas. Uno servirá para que quien lo cumplimente pueda pedir fácilmente información a su banco sobre las operaciones que llevaron a configurar el euríbor que se le aplica. Facilitarán en la página las herramientas jurídicas para que cualquier abogado tenga a mano los instrumentos para poder paralizar desahucios y tramitar demandas contra los bancos. Pretenden presionar a la Fiscalía para que inicie un proceso de investigación. “Hay 18 millones de préstamos referenciados al euríbor”, sostiene Juan Moreno. “Esto podría obligar a la banca a tener que devolver miles de millones de euros”.